{langck=fr-FR}french text to show{/langck}{langck=en-GB}english text to show{/langck}

 

 

El Factor Viento en Mexicali

Víctor Celorio

 

Históricamente, la velocidad promedio del aire en Mexicali en junio es de 12 kilómetros por hora. Esa velocidad es medida a 10 metros sobre el nivel del suelo, y el viento cambia constantemente de velocidad y de dirección.

Viento

Esta sección trata sobre el vector de viento promedio por hora del área ancha (velocidad y dirección) a 10 metros sobre el suelo. El viento de cierta ubicación depende en gran medida de la topografía local y de otros factores; y la velocidad instantánea y dirección del viento varían más ampliamente que los promedios por hora.

La velocidad promedio del viento por hora en Mexicali disminuye gradualmente en junio, con una disminución de 13,4 kilómetros por hora a 12,0 kilómetros por hora en el transcurso del mes.

https://es.weatherspark.com/m/2211/6/Tiempo-promedio-en-junio-en-Mexicali-México#Sections-Wind

 

De acuerdo a la escala Beaufort, un viento que viaja a 12 kilómetros por hora “es un viento que se siente en el rostro, y las hojas se mueven ligeramente”. http://www.k12science.org/curriculum/weatherproj2/es/popup/beaufort.shtml

En otras palabras, es un viento muy ligero a 10 metros de altura.

Esa velocidad se reduce aún más al nivel de las calles de la ciudad en Mexicali, por las razones obvias de que los edificios mismos detienen el viento. Nuestros amigos de Aire Baja California nos informan que sus monitores están colocados a una altura de entre 3 a 4.5 metros. Los monitores en consecuencia miden los contaminantes que se encuentran a esa altura. Y como es natural, a esa altura la velocidad del viento se reduce considerablemente debido a los obstáculos de la urbe misma.

En todo caso, el viento NO desaparece las partículas de materia. Solamente la mueve de un lado a otro. Y en muchas direcciones a lo largo del día, conforme el viento cambia de dirección y de velocidad.

Para sacarlas de toda la ciudad de Mexicali, el viento tendría que viajar sin impedimentos físicos de un lado a otro de la ciudad, a la misma velocidad y siempre en la misma dirección.

Esto simplemente no ocurre regularmente. Es contra natura y contra los hechos científicos establecidos a lo largo de siglos.

Eso si ocurre brevemente cuando se producen ventarrones. Pero como es bien conocido por todos los Cachanillas, cuando se producen los ventarrones en Mexicali estos arrastran el polvo del desierto. Ese polvo es atrapado por las calles y los edificios de la ciudad. Y hay que recordar que el polvo también está formado de partículas -aunque de una constitución química diferente. Por lo que los ventarrones  sustituyen un tipo de partícula por otra. O sencillamente incrementan los niveles de las partículas como pueden leer en el siguiente enlace.

Incrementa el viento la Polución en Mexicali

Históricamente, si el viento hubiese sido un factor para eliminar las partículas contaminantes en Mexicali, la ciudad no se habría convertido en la más contaminada de México durante 15 años seguidos.

Por otra parte, las lecturas diarias y por hora que hacemos en Pulmón Urbano AC de los monitores en la página de Purple Air, demuestran que las partículas se reducen generalmente en la misma dirección y formando el mismo abanico geográfico en que están colocados los Pulmones Cinéticos. Aunque el viento cambie constantemente de velocidad y de dirección, como lo hace normalmente todos los días y a todas horas, ese modelo se repite de forma continua.

Pero el viento no se detiene: si el viento fuera un factor en el día, también debería serlo de noche. Pero no es así. Por las noches, en las horas en que los Pulmones Solares dejan de funcionar, las partículas se incrementan y se elevan las cantidades registradas por los monitores..

A la mañana siguiente, los niveles de partículas comienzan a reducir cuando sale el sol y por la tarde terminan con niveles de 1 dígito. Como ya sabemos, los hemos reducido a cero en 3 fechas. Y en esas 3 fechas, como lo demostramos oportunamente, el viento en Mexicali tuvo un promedio de 5 kmh a 10 metros de altura.

No tenemos conocimiento de una reducción a ceros en los sensores de ninguna parte del mundo que se haya producido de forma natural, con vientos solamente y sin lluvia.

Como demuestran las gráficas publicadas por la Dra. Astrid Calderas, la reducción de partículas con ese modelo de comportamiento comenzó precisamente en la segunda parte de junio del 2019, unos días después de que instalamos la Red de Pulmones Cinéticos. Y sigue produciéndose todos los días. Cualquiera lo puede confirmar checando la página de Purple Air.