Fue un Montaje de la Periodista!

 

Néstor Santillán declaró que todo

fue armado por Nicolle de León !



En declaraciones ante la autoridad judicial en la demanda por difamación que iniciamos hace un año, donde el castigo por mentir es la cárcel, el maestro Néstor Santillán, citado por Nicolle de León como “experto” principal en el ataque contra la tecnología de Pulmón Urbano, asentó qué él nunca hizo ninguna prueba ni análisis al Pulmón Cinético que aparece en la foto y que tampoco hizo las declaraciones que la autora del reportaje le imputa.

De acuerdo a Néstor Santillán, la periodista Nicolle de León se presentó en la universidad UABC con un Pulmón Cinético desarmado, lo colocó en el escritorio del maestro y le tomó la foto que después publicó en el periódico, debajo de encabezados escandalosos y completamente falsos.

Ante una pregunta expresa del abogado Segundo García, Néstor Santillán respondió que él no hizo ninguna prueba técnica del Pulmón Cinético, recalcó que nadie le pidió hacer un análisis -mucho menos la universidad- y rechazó todos los comentarios que Nicolle de León le achaca. Dijo que nunca tuvo acceso a uno de esos aparatos, que él no lo desarmó y que no sabe de dónde lo sacó Nicolle de León. Recalcó que el aparato sigue allí en su oficina, esperando que Nicolle de León regrese a recogerlo.

Esta es una copia de su confesión:

 

 

 

El testimonio de Néstor Santillán demuestra sin lugar a dudas que Nicolle de León hizo un montaje de mala fe, con el único afán de desprestigiar a la tecnología del Pulmón Cinético y ayudar así a sus amigos de las oficinas del Medio Ambiente, Isabela Clark y Efraín Nieblas, quienes necesitaban apoyo mediático para rechazar la Petición Popular para Limpiar el Cielo que firmaron miles de Mexicalenses en el 2019.

El objetivo final era demeritar el logro de los cientos de cachanillas que lograron la hazaña histórica de limpiar la contaminación del cielo a partir del 2019, y hasta la fecha, para tener el pretexto de restaurar en Mexicali la Verificación vehícular, como ya lo han hecho. Como hemos señalado desde hace años, la Verificación es una medida simplemente recaudatoria que no limpia la contaminación: es en realidad una Licencia para Contaminar.

Como ya es obvio, al gobierno de Mexicali le interesaba reponer dicha Verificación para seguir recabando esos fondos.

Este es un ejemplo claro de lo que el presidente López Obrador se queja acerca del periodismo en México cuando señala que muchos periodistas no tienen ninguna ética laboral o personal y utilizan su profesión para falsear la verdad, para atacar a sus enemigos y para proteger a sus amigos. Es por este tipo de casos que López Obrador canceló el río de dinero que flotaba desde el gobierno hacia los medios de comunicación.

El periodicazo en México tiene una larga tradición. Esta práctica deshonesta surgió en el Porfiriato, cuando Porfirio Diaz sentenció que “Perro con hueso en la boca, ni muerde ni ladra.” y procedió a darle a muchos periodistas su “hueso” para callarlos. Desde entonces muchos periodistas deshonestos venden sus plumas al mejor postor y publican mentiras, exageraciones, o montajes falsos como el que hizo Nicolle de León.

Es el arma que utilizan pseudo periodistas para extorsionar a funcionarios públicos, empresarios privados y ciudadanos comunes. Usan el espacio mediático como mercancía para lograr canonjías, contratos de publicidad y/o pagos en efectivo conocidos como chayote.

Lo peor es que esos periodistas permanecen impunes como los autores de muchos otros crímenes que se cometen en México, debido entre otras cosas a que los periodistas suelen defender en grupo y de forma ciega a otros periodistas, ante cualquier señalamiento, sin darse cuenta que un solo periodista mentiroso o corrupto que sea defendido por ellos mismos mancha y desprestigia a todo el gremio. En lugar de practicar un auto-examen y dar espacio a la réplica, como lo marca la ley, atacan a los acusadores por reflejo. Tanto así, que los fiscales en el país tienen miedo de darle entrada a las denuncias por difamación porque los periodistas se les echan encima y los acusan de corruptos.

Nosotros en Pulmón Urbano NO aceptamos esa situación que le afecta tanto a nuestro México.

En una democracia real, la prensa honesta es la única guía hacia la verdad de lo que acontece en la nación. Los mexicanos necesitamos desesperadamente una prensa ética y fiel a su misión que nos ayude a desentrañar lo que ocurre en nuestro país. Necesitamos defender a los periodistas honestos que viven en riesgo constante debido a sus denuncias fundamentadas y debemos señalar igualmente a los periodistas deshonestos que utilizan su puesto para dañar a México y a los mexicanos.

Por eso vamos a seguir adelante con nuestras denuncias y demandas por la verdad ambiental. Sea la que sea, necesitamos saber la verdad de lo que ocurre en el Medio Ambiente de México, pues de acuerdo a la UNAM, al WorldBank y a la Organización Mundial de la Salud, 23 mil mexicanos pierden la vida cada año debido al aire sucio.

De acuerdo al IMSS 38 millones de mexicanos se enferman cada año debido a la contaminación.

Y las medidas establecidas por los gobiernos México para limpiar el aire simplemente NO FUNCIONAN, como lo prueban las natas de veneno que tapan nuestras ciudades.

Por eso nosotros seguiremos adelante con nuestra labor de limpiar el cielo de México y con nuestras denuncias aunque los burócratas del esmog nos envíen sus hordas de troleros para atacar nuestras denuncias publicas o nos ataquen por medio de periodistas deshonestos, como en Mexicali.

 

..............